Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Escuela de Hipoterapia en Verdegás para la ayuda a los discapacitados físicos

    NoticiasNoticias Hípicas Generaleslunes 28 febrero 2011
    Compartir:

    Pasear por el núcleo urbano de Verdegàs que se halla en un recodo del camino entre San Vicente del Raspeig y La Alcoraya, en la Comunidad Valenciana, es un ejercicio que contribuye a encontrar el sosiego y a desestresarse del ajetreo de la ciudad. Es como una aldea, un pequeño pueblo, en el que se respira tranquilidad. El alcalde pedáneo, Vicente García, que ejerce el cargo desde hace ya dieciséis años, refiere que por ello «continuamente pasa gente interesándose por comprar casas o parcelas con el fin de instalarse aquí».

    La pedanía de Verdegás cuenta con un Club de Hípica con una yeguada de casi un centena de caballos de pura raza española que hace las delicias de los amantes de la doma y equitación que tienen numerosos espacios en los que practicar. Sin embargo, destaca especialmente por la escuela a la que acuden numerosas asociaciones que integran a personas con deficiencias físicas y psíquicas que participan en las actividades de hipoterapia. También de colectivos en riesgo de exclusión social y de mujeres maltratadas.

    Una escuela de hípica que está a cargo Beatriz Martínez, que es presidenta de la Asociación de Terapias Ecuestres, y su esposo Francisco Cabrera, quienes también trabajan con alumnos del ciclo de grado medio de los institutos Haygon de San Vicente y del 8 de Marzo de Alicante.

    Beatriz, que cuenta con una treintena de caballos de pura raza árabe, y también española, ponis e incluso con un caballo appaloosa de los que montaban los indios americanos y que ha adquirido en América, destaca los beneficios que representa para las personas autistas o con Síndrome de Down el trato con los caballos. Una experiencia a la que se ha dedicado durante los últimos siete años contribuye a mejorar el equilibrio, la psicomotricidad de los alumnos. Las actividades con discapacitados se realizan en grupos van desde el contacto con los animales en la cuadra a las nociones básicas de la doma, mediante el control del caballo con la cuerda, y pasan también por aprender los cuidados del caballo como son el cepillado y la alimentación para pasar luego a la práctica de monta y el control de los caballos con rienda larga. Unas clases que como refiere Beatriz Martínez con una amplia sonrisa, 'termina con un paseo en carro de caballos, que es lo que más gusta a los chavales y se lo pasan estupendamente'. En la última convocatoria de la escuela de hípica a las asociaciones de discapacitados de la provincia han sido cerca de medio centenar las que han acudido a conocer estas instalaciones.


     

    Noticias
    Suscríbete al boletín