Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Fallece un niño ahogado al acudir a una sesión de equinoterapia

    NoticiasNoticias Hípicas Generalesviernes 09 marzo 2012
    Compartir:

    Un niño de 10 años falleció ayer jueves en una balsa natural del parque de Montjuïc, en el barrio de Sants de Barcelona, durante una actividad de equinoterapia en la que participaba junto a otros 12 niños que padecen trastornos cognitivos.

    Durante una de estas sesiones de hipoterapia en la Escuela Municipal de Hípica de la Foixarda, el menor se alejó de sus compañeros, sin motivo aparente.

    Alrededor de las 11.45 horas de ayer los profesores se percataron de la ausencia de uno de los estudiantes Al poco rato fue localizado por los monitores ya dentro de la balsa de agua, localizado a unos 150 metros del centro ecuestre, en estado crítico. Inmediatamente fue trasladado al Hospital de Sant Joan de Déu, donde falleció.

    El niño era un estudiante del Colegio de Educación Especial Concha Espina, que depende de la Generalitat y está especializado en personas con discapacidad cognitiva. La Hípica cumplía con la normativa de ratio profesor/alumno, encontrándose siete monitores para atender a los 13 alumnos.

    Los Mossos procedieron a investigar la balsa mediante la unidad subacuática de investigación para conocer las condiciones de la misma, que es de titularidad del Ayuntamiento de Barcelona. La zona del suceso se encuentra en estado de descuido, muy fangosa y llena de plásticos, además de otras basuras en estado de descomposición.

    Encontrándose tan cerca de la escuela, la zona carece de señalización alguna que advierta del peligro. “La parte más profunda de la balsa sobrepasa la cintura de un adulto [unos 80 centímetros], pero el barro es esponjoso y la temperatura del agua es baja”, explicó uno de los investigadores que ayer trabajaba en el lugar de los hechos. “Estas condiciones pueden generar un estado de nerviosismo en una persona con discapacidad y propiciar el ahogo”, añadió el agente.

    Los alumnos del Concha Espina, suelen acudir una vez por semana a la escuela equina de la Foixarda para practicar la equinoterapia, siempre bajo la supervisión de los docentes.

    Por su parte, los Servicios Sociales del Ayuntamiento activaron el Plan de Acción Logístico Social de apoyo psicológico para atender a la familia del niño fallecido, a los demás alumnos del centro escolar y a sus profesores.

     

     

    Fuente e imagen: elpais.com/Tejederas

    Noticias
    Suscríbete al boletín