Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Fallecen unos 30 caballos en un incendio declarado en unos establos de Chicago

    NoticiasNoticias Hípicas Generalesviernes 28 noviembre 2014
    Compartir:

    Más de 30 caballos fallecieron el fin de semana a causa de un incendio en unos establos cerca de la ciudad de Chicago, en Estados Unidos.

    El incendio tuvo lugar el sábado a unos ochenta kilómetros al noroeste de Chicago, en Valley View Acres, una finca que ofrece clases de equitación y que además entrena caballos pura sangre y de salto.

    Cuando los bomberos acudieron a la zona, antes de la medianoche del sábado, se encontraron a los propietarios de la cuadra corriendo alrededor del complejo intentando salvar a los caballos, según ha informado Paul Deraedt, jefe de bomberos de Crystal Lake.

    "Estaban desesperados", comentó Deraedt refiriéndose a Tyson y Amber Bauman. "Pero nada podía sobrevivir a las condiciones en el interior... están devastados".

    En la mañana del domingo se pudo observar que los daños habían sido catastróficos, con los restos de los equinos apilados contra un cercado blanco y un remolque dañado. Además, los bomberos aún seguían tratando de apagar algunos escombros incandescentes.

    La consternación de los propietarios fue tal que el domingo hicieron una ofrenda floral en el lugar, según han informado desde el departamento de los bomberos. De hecho, una mujer, que lloraba sosteniendo un ramo de flores, comentaba que había estado con su caballo más de 30 años. Los bomberos trataban de determinar dónde falleció el animal para colocar las flores.

    "Hablando con la gente se puede confirmar del estrecho lazo que mantenían con sus caballos", comentó el jefe de bomberos.

    Los Bauman se encontraban fuera en una entrega de premios de la Asociación Hunter Jumper de Illinois el sábado y cuando regresaron a casa ya se había declarado el incendio. Dos de sus hijos estaban en casa, pero resultaron ilesos. Fue un miembro de la familia quien se despertó y al percatarse del incendio avisó a los bomberos. 

    Sólo 5 de los 37 caballos que se encontraron en el establo pudieron sobrevivir sanos y salvos.

     

     

    Fuente e imagen: elnuevoherald.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín