Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Gran Afluencia de Público en Exhibición de Doma Vaquera en Ibiza

    NoticiasNoticias sobre Doma Vaqueralunes 24 octubre 2011
    Compartir:

    Juan López y su hijo Moisés deleitaron ayer, a lomos de sus caballos Fabuloso y Escandaloso, a los visitantes de la Fira de Bestiar, Aviram i Animals de Preu con una exhibición de doma vaquera que, pese a comenzar 45 minutos más tarde de lo previsto, arrancó igualmente los aplausos de los espectadores, que abarrotaron el recinto que se delimitó para la muestra.

    Padre e hijo montaron a los dos caballos blancos y a la par dieron una vuelta por el recinto saludando a la gente desde sus monturas. Después, ya por turnos, mostraron al público las habilidades de los ejemplares, ambos anglo hispano árabes, tal y como explicó el presentador de la exhibición.

    Primero fue el turno de Fabuloso, al que Juan López hizo pasear al ritmo de la música, con máxima concentración que no fueron capaces de perturbar ni los ladridos de algún perro ni el cacareo de las gallinas procedente de la feria.

    Luego Moisés López logró, en opinión de algún espectador, que pareciera que Escandaloso bailaba al son también de la música. El caballo, que había aguardado su turno pacientemente, sorprendió con sus movimientos, alzando varias veces sus pezuñas del suelo.

    En tercer lugar aguardaba un caballo purasangre árabe, este de color marrón, que fue montado por Juan López como colofón de la exhibición. El jinete cogió las riendas en una mano mientras en la otra sujetaba una larga vara y mostró a los espectadores algunos ejercicios.

    Entre el más de un centenar de personas de público había muchos niños, algunos de los cuales estaban maravillados con los grandes animales. Al final de la exhibición, hubo quien se acercó a mirar un poquito más de cerca a los tres imponentes caballos.

    La mañana de ayer, en la que el tiempo acompañó, fue un no parar de personas visitando los puestos de la feria, algo que ya se intuía por la larga cola que se formó en la carretera para poder llegar.

     

     

    Fuente e imagen: diariodeibiza.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín