Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Hallados fósiles de un equino de hace 700.000 años

    NoticiasNoticias Hípicas Generalesmartes 02 julio 2013
    Compartir:

    Los restos de un caballo que contaba con un tamaño similar a un poni, han sido conservados bajo el hielo alrededor de 700.000 años, convirtiéndose, de esta manera, en los restos fósil con la mayor reconstrucción de una secuencia genética completa de un ser vivo perteneciente a una época pasada.

    Los científicos han hallado los restos de lo que en su día fue un antecesor equino en la zona del Yukon, territorio perteneciente a Canadá. El fósil, muy completos, se encontraba enterrado y cubierto de hielo, a una temperatura de cinco grados bajo cero, de ahí su buen estado de conservación. La revista Nature publicaba así, hace unos días, la reveladora investigación que Ludovic Orlando y su equipo de 56 investigadores, del Museo de Historia Natural de Dinamarca.

    A través de las moléculas de ADN, los investigadores han podido establecer una segunda generación de secuenciadores de ADN, reconociendo hasta 73 proteínas, algunas de las cuales fueron halladas en los restos de sangre. Antes de este hallazgo, la secuencia genética más antigua se situaba alrededor de los 80.000 años, y pertenecía a un antecesor de los humanos.

    Este antepasado lejano del caballo doméstico pertenece al Pleistoceno Medio y, en esta investigación, también han podido obtener el genoma de otro ejemplar de caballo situado en torno a los 43.000 años de antigüedad.

    Los científicos han podido completar el árbol genealógico basándose en la genética de la raza de caballos Przewalski, considerados el caballo salvaje que preserva más parecido genético con especies equinas anteriores. Desde los años 50 del siglo XX se conocía que los caballos existentes en la actualidad poseían un origen común descendiente del asno. Con este hallazgo, los investigadores pueden situar el momento de diferenciación de ambos, situándose entre los 4 y 4.5 millones de años anteriores a los que se han venido considerando como los primeros caballos.

    De hecho, a lo largo de los últimos dos millones de años los bruscos cambios climáticos adversos correspondientes a las glaciaciones han provocado muchos cambios en los distintos tipos de caballos, de los cuales, el Przewalski es el que se cree que posee en sus genes la herencia de los antepasados. Posiblemente sea esta diversidad genética la que causa su sorprendente supervivencia en un medio salvaje.

     

     

    Fuente e imagen: elmundo.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín