Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Historias policiales de patrulla estival a caballo en Mallorca

    NoticiasNoticias sobre Rutas/Salidas/Montaviernes 05 agosto 2011
    Compartir:

    En verano la mayoría de los ciudadanos descansan pero muchos delincuentes trabajan más así que las unidades policiales que normalmente patrullan en los barrios de Palma en invierno se trasladan a las zonas comerciales del centro y a la Platja de Palma.

    Cerca de 490 agentes estarán de servicio a diario en época estival de los que un centenar se concentran en s´Arenal. En esta zona turística siguen los 47 agentes de la Unitat Territorial de Palma y quedan reforzados con unos cincuenta más de los que 25 están contratados como policías turísticos.

    Las experiencias de una parte de las unidades que se encargan de la seguridad ciudadana varía durante el estío por la mayor afluencia de turistas. Entre ellas se encuentra la policía montada. Otras, como la Unidad de Intervención Inmediata (UII), que se encarga de actuar en situaciones de riesgo potencial, mantienen la dinámica habitual del resto del año.

    En S´Arenal estarán concentrados una treintena de agentes pertenecientes a las diferentes unidades policiales como la Patrulla Verde; la Montada; la UII; el Grupo de Actuación Preventiva (GAP), que realiza patrullas intensivas en la zona; el Radar, que se encarga de mediciones de velocidad a los vehículos y la Motorizada.

    María Fiol y Cati Soler pertenecen a la Policía Montada. Durante estos meses estivales pasan de patrullar por el bosque de Bellver a hacerlo en la primera línea de mar y en las zonas comerciales acompañadas de sus caballos ´Jaramago´ y ´Buscai´.

    "Ver un caballo impresiona bastante y los carteristas de la Platja se lo piensan más antes de actuar", asegura María Fiol, que lleva veinte años en esta unidad policial. En la playa suelen incrementarse los casos de niños que se pierden y Fiol se ha encontrado con varios ejemplos. "Como hay muchos agentes que van en bici, a pie y de paisano en la playa, nosotros retenemos a los pequeños que están perdidos hasta que llegan los refuerzos", explica Fiol. Ella, como el resto de sus compañeros, vigila el cumplimiento de las ordenanzas municipales pero con el añadido de que requiere un trabajo previo de preparación del animal en las cuadras de Bellver. La semana pasada, como sucede cada año, los agentes de esta unidad realizaron un curso especial de adiestramiento. En el aparcamiento del castillo suelen incrementarse en verano los robos en coches. "La altura que nos da ir montadas a caballo ha permitido detectar casos de intentos de sustracción en el estacionamiento", señala Fiol.

    Cati Soler llevaba dieciocho años haciendo trabajo policial de calle y en octubre del 2010 pasó a la Montada. "Los turistas y los residentes quieren hacerse fotos con nosotros. Desde luego, no es lo mismo tener que poner denuncias que ir a caballo", precisa Soler. La inspección de las galeras es otra de las funciones de la Montada. Miquel Prats las realiza en las paradas del Arenal, Conqueridor y Palau Reial. "En el último mes hemos llegado a poner siete multas a galeras que incumplían la normativa", advierte Prats. Como novedad, una pareja de policías de la Montada estarán presentes en las calles comerciales del centro cada jueves por la noche con motivo del Palma Dijous Nit, una iniciativa de Cort y las patronales comerciales para abrir los jueves hasta las doce de la noche con el fin de incentivar las ventas.

     

    Fuente: diariodemallorca.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín