Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Jinetes y caballos hacia la perfección

    NoticiasNoticias sobre Doma Clásicamartes 31 mayo 2011
    Compartir:

    Disciplina, constancia, sin prisas, sin enfados y dispuestos a volver a empezar si hay un error. Esas son las directrices básicas que siguen los alumnos de prestigiosos profesores de hípica, como es el caso de Manuel Cid y Camas, que fue profesor de la Real Escuela de Arte Ecuestre de Jerez y que durante veinte años se mantuvo como campeón de doma clásica en México, siendo olímpico en Los Ángeles 1984, representando al país mejicano. Su mayor orgullo es haber domado a tres caballos que participaron en las Olimpiadas de Seúl, Barcelona y Atlanta.

    Cid y Camas estuvo ayer en la Escuela de Hípica Equigalia de Tui que dirige Elvira Crespo, para impartir un clinic (curso intensivo de nivel medio alto) en el que participaron ocho alumnos. En sesiones de una hora perfeccionaron la doma clásica, en "perfecto binomio" entre jinete y caballo, como gusta definir al prestigioso jinete que en la actualidad reside cerca de Allariz (Ourense), donde dice sentirse "muy a gusto".
    El panorama de la hípica en Galicia se distingue porque "hay mucha afición, pero solo para dar paseos. Para eso es necesario tener seguridad y conocimientos a fin de evitar accidentes y de disfrutar juntos, jinete y caballo", explica.

    Considera que para ser un buen jinete, "todos los días hay que cabalgar". En los casos en que se pretende avanzar en el nivel, es imprescindible "ponerse metas alcanzables y seguir en esa línea" si se quiere progresar, precisa Cid y Camas.

    La idea de la Escuela de Hípica tudense es mantener una vez al mes este servicio "pues hay demanda. Hoy participan ocho alumnos, pero hay más en reserva", precisa la dirección.

    Arte de la equitación

    Estas instalaciones se abrieron al público hace dos años y tienen más de ochenta usuarios habituales. En sus cuadras se cuidan a los caballos de los alumnos y alumnas, muchos de ellos infantiles, además de tener caballos propios y ponys para la práctica del deporte de equitación.

    Uno de los alumnos, Antonio Román, de Vigo, era de los primeros en concentrarse para aprovechar al máximo el clinic de una hora de duración. Junto con su caballo, de raza española, de hermosa planta, siguieron las indicaciones del maestro para sacar el máximo partido y la hechura que hace de este deporte un arte.

     

    Fuente: farodevigo.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín