Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La cebrallo Franquesa: mitad cebra, mitad yegua

    NoticiasNoticias Hípicas Generaleslunes 28 abril 2014
    Compartir:

    Un cebrallo se define como «un híbrido de una cebra macho con una yegua, de lo cual se concluye que es un ‘cebroide’, término usado para referirse a cualquier híbrido proveniente del cruce de una cebra con cualquier otra especie equina».

    Nacida el pasado 21 de febrero en Algaida, Mallorca, ‘Franquesa’ tiene numerosos rasgos físicos que la asemejan a una cebra, a pesar de que la capa de su pelaje, marrón, nada tiene que ver con el animal africano.

    Esta peculiar mezcla de cebra y yegua nacida en la finca de Son Sastre, es hija de Paquirri, de doce años de edad y Julia, moteada y con un ojo de cada color. Sin echar mano de inseminaciones artificiales, Franquesa también tiene un hermano, conocido como "cebrasno", de cuatro años 

    "Es algo rarísimo, único en el mundo, que una misma cebra macho sea el padre de un cebrasno y de de un cebrallo", explica Sebastià Rubí, dueño de la finca y de todos los animales que la habitan: caballos, asnos, burras, cebras y yeguas.

    La singularidad de estos animales los hace únicos en Mallorca y «con mucha probabilidad en toda Europa. En algún zoo de Alemania y en Estados Unidos creo que existe algún animal de estos», señala Rubí. Pero lo que sí es definitivamente insólito es que una misma cebra macho tenga dos animales tan extraños, un cebrallo y un cebrasno. Además de estos, cada año nace una nueva cebra en la finca.

    Ahora, en poco tiempo, ‘Franquesa’ se podrá visitar en la finca junto al cebrasno ya que Rubí es un apasionado de estos animales, con los que soñaba desde pequeño y proyectaba tener su propia selva en casa para dar rienda suelta a lo que él mismo define como "casi una obsesión por los animales de África o la India".

    Hace unos años adquirió una pareja de cebras y hace cinco, notó como una de sus burras estaba embarazada. No le dio demasiada importancia hasta que nació la cría y se dio cuenta del cruce genético; "yo no sabía ni que esas cosas fueran posibles".

    Franquesa, no obstante. es híbrida, es decir, que la genética le impide reproducirse. Por lo demás, es como un caballo. Su dieta no es rara, ni su esperanza de vida, de unos veinticinco años.

    Ser el raro del establo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. "No descarto que Disney pueda venir para ver cómo es para intentar llevársela", comenta Rubí al recordar que ya ocurrió con su hermanastro, que vive plácidamente en un agroturismo entre Petra y Felanitx y ahora posa para las fotografías de los turistas.

    Franquesa no se vende, ni a particulares ni a zoológicos: "Para que la disfrute otro mejor me la quedo yo".

     

    Fuente: diariodemallorca.es y ultimahora.es

    Imágenes: diariodemallorca.es

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín