Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La Junta de Castilla y León reacciona ante el caso de la yegua y el potro con laceraciones por cabezadas extremadamente ajustadas

    Compartir:

    La Junta de Castilla y León se ha implicado en el asunto de la yegua y el potro que fueron localizados en una finca del municipio de San Andrés del Rabanedo, en León, con heridas profundas en el hocico causadas por unas cabezadas demasiado pequeñas.

    Según ha comunicado el responsable territorial de Agricultura y Ganadería, Fidentino Reyero, hace unos días, «en cuanto tuvimos conocimiento del posible maltrato de los animales por un fax del Seprona, nuestra Unidad Veterinaria se desplazó hasta allí para comprobar su situación».

    Al carecer de chip identificatorio y no constar en el registro de explotaciones ganaderas, la Junta ha decidido inmovilizar de forma cautelar a los madre e hijo, mientras reciben tratamiento veterinario con la finalidad de curar sus lesiones y rozaduras por parte del jefe del Hospital Veterinario de Ferral del Bernesga.

    «También observaron que ya no poseen las cabezadas que les apretaban», señala REyero. Tras la inspección y a la vista del informe que elabore la Unidad Veterinaria, la Junta abrirá un expediente posiblemente sancionador contra los propietarios de los caballos actuar contra el bienestar animal. Si apreciaran que pudo existir maltrato a la yegua y al potro, un hecho constitutivo de delito, «estudiarían si procede remitir el caso a instancias judiciales», añade.

    Reyero asegura que a la Junta «le repugna el maltrato animal». A tal fin, «actuamos inmediatamente al enterarnos. Se fue allí, se levantó un acta, se vio que ya no son objeto de maltrato y que están recibiendo cuidados veterinarios».

    El paso siguiente es incoar el expediente y estudiar las sanciones. Las imágenes de ambos caballos lacerados por las cabezadas causaron una gran conmoción en las redes sociales y generaron un fuerte rechazo por causar sufrimiento a los animales y ofreciéndose tanto a curarlos como a adoptarlos.

    De hecho, fue una joven quien avistó a los caballos y alertó a la Policía Local de San Andrés. La asociación protectora de animales Argos interpuso una denuncia ante el Seprona por «abandono y maltrato» de los equinos, que la Guardia Civil reenvió ayer a la Junta y motivó la intervención. La Unidad veterinaria, coincidió en la finca con agentes de San Andrés, del Seprona y del Hospital de Ferral.

    La Junta ha dado un plazo a los dueños para que registren la explotación y coloquen el microchip a los animales. Al tener propietarios, Ganadería sólo podría proceder a confiscarlos si corrieran grave riesgo, «y parece que curan bien», señaló Reyero. Argos preveía trasladar a la yegua y al potro hasta el centro Caminando con Caballos.

     

    Fuente e imagen: diariodeleon.es

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín