Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    La PETA vigila el rodaje de Luck tras la muerte de dos caballos

    Compartir:

    En la nueva serie de HBO, “Luck”,  hubo un detalle en el episodio piloto que levantó sospechas, y es que, en ese primer episodio, dentro de la ficción de la historia, un caballo queda herido y debe ser sacrificado. Sin embargo, no aparece la ‘leyenda’ o mensaje habitual de la American Humane Association (AHA), que certifica que "ningún animal fue dañado durante el rodaje".

    En los episodios siguientes tan sólo muestran que "la American Humane Association controla las acciones con los animales”. Se ha sabido, que, en realidad, un caballo sufrió varias fracturas durante el rodaje de una carrera, por lo que tuvo que aplicársele la eutanasia. Y la misma suerte corrió otro caballo, durante la filmación del séptimo episodio de la serie.

    Por su parte, la Organización de Defensa de los Animales, PETA ya ha declarado que van a vigilar de cerca el rodaje de la serie, pues si bien trataron de ponerse en contacto con el creador de la serie, David Milch, y con ejecutivos de HBO, para asesorarlos en la filmación, desgraciadamente no obtuvieron respuesta de ellos.

    “Si los productores hubieran considerado los protocolos que sugerimos para el trato de animales, los caballos seguirían vivos”, dijo un portavoz de la organización.

    Un representante de HBO aseguró que, tras el segundo accidente, la producción se acercó a AHA y a expertos en la industria de las carreras de caballos para evitar más incidentes.

    HBO explicó que la escena del episodio piloto en la que un caballo se rompe una pierna y tiene que ser sacrificado no se filmó con el animal que murió realmente, sino que se realizó mediante una combinación de caballos entrenados para la película y CGI (imágenes generadas por ordenador).

    La muerte del segundo caballo sucedió mientras estaban filmando el séptimo episodio de la serie. Ambos equinos resultaron heridos durante escenas de corta duración y no para los segmentos acrobáticos.

    HBO, a su vez, anunció: "Después del segundo accidente, la producción detuvo el rodaje y comenzó a trabajar con la American Humane Association y expertos en la adopción de protocolos para las secuencias específicas en las carreras de caballos. Las directrices incluyen la contratación de un veterinario adicional y radiografía de las piernas de todos los caballos utilizados en la filmación. HBO ha tomado todas las normas de seguridad de la AHA antes de reanudar la producción."

    Pese a ello, PETA ha solicitado que la muerte de los caballos sea investigada a fondo y ha lanzado una campaña en Internet en contra de la emisión de la serie.

    Noticias
    Suscríbete al boletín