Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Las parroquias se rebelan contra la Xunta por los destrozos de los caballos salvajes

    Compartir:

    Representantes de distintas parroquias del rural de Pontevedra y de las comunidades de montes del municipio se reunieron ayer en el edificio sindical de la capital para mostrar su "indignación" ante lo que consideran un incumplimiento por parte de la Xunta del compromiso adquirido por el ejecutivo autonómico a finales de marzo, según el cual, todos los caballos que participasen en los tradicionales curros deberían estar debidamente identificados con la implantación de un chip.

    Según explicó Miguel Vilacoba, directivo de la comunidad de montes y de la asociación de vecinos de Lérez, en la reunión de ayer se acordó realizar una concentración a modo de protesta ante la sede de la Xunta en Campolongo el día 28 de julio para mostrar su malestar por la actitud del ejecutivo autonómico. Recordaron que a finales de marzo se celebró un encuentro en el que participó el jefe territorial de la Consellería de Medio Rural, Gerardo Zugasti, entre otros, en el que se abordaron los daños causados por los caballos en las fincas y cultivos del rural pontevedrés, además del peligro que supone la presencia de estas "bestas bravas" en algunas carreteras. Al no estar identificados estos animales, los vecinos no tienen forma de ver resarcidas sus reclamaciones por los cuantiosos destrozos que causan en sus propiedades. De aquella reunión salieron con el compromiso de que la Xunta exigiría que todos los animales estuvieran identificados para participar en los curros y vinculaban directamente el cumplimiento de esta legislación con la concesión de subvenciones para este tipo de eventos.

    No obstante, el malestar creció estos días entre los vecinos y comuneros al comprobar que que los tradicionales curros se siguen celebrando con la participación en muchos de ellos de caballos sin identificar. Por eso, exigirán a la Xunta, ahora a través de movilizaciones, que "se aplique la legislación y se proceda a identificar a los caballos salvajes".

    En la asamblea de ayer estaban representadas muchas de las comunidades de montes y parroquias de Pontevedra –los afectados aseguran que este problema afecta a todo el rural– y aquellas que disculparon su presencia aseguraron a los participantes que apoyarán las medidas adoptadas.

    En el encuentro se constató "que los caballos siguen campando a sus anchas" por las fincas y montes de la ciudad. Afirman que los daños son cuantiosos ya que, por ejemplo, arrasaron algunas de las repoblaciones que se realizaron en los bosques de la comarca dentro del plan "Monte Vivo".

     

     

    Fuente: farodevigo.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín