Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Los caballos de Alemania ya están en Londres

    NoticiasNoticias Hípicas Generalesmartes 24 julio 2012
    Compartir:

    Ocho caballos que participarán en las pruebas de equitación en los Juegos Olímpicos llegaron ayer a Londres procedentes de Alemania tras realizar un viaje que se puede calificar de ‘submarino’ por haber atravesado el Eurotúnel.

    "Todo funcionó. Los caballos están sanos y ninguno sufrió consecuencias debido al transporte", dijo el entrenador alemán Hans Melzer, tras el esfuerzo que realizaron los caballos para atravesar el túnel que cruza el Canal de la Mancha y une a las islas británicas con el continente, tal como había decidido la delegación alemana, en lugar de recurrir al barco o al avión, como suele ser habitual.

    Se espera en Londres a un total de 300 caballos procedentes de todo el mundo, situándose el valor de muchos de ellos en varios millones de dólares. Cada caballo tiene su propio plan de viaje y su transporte es un asunto logístico de máxima prioridad.

    Como es lógico, algunas delegaciones lo tienen más complicado que otras. El viaje más largo lo realiza la delegación australiana, que deberá volar 22 horas. Sin embargo, en ese aspecto los caballos tienen ventaja frente a las personas. Martin Atock, encargado de una empresa especializada en transporte de animales lo tiene claro: "Los caballos no tienen temor a volar, porque no saben que están 10.000 metros sobre la tierra", añadiendo que “un avión es para los animales un lugar mucho más tranquilo que un camión, donde sufren con las curvas, las frenadas y las aceleraciones”.

    Pero no todo es tan sencillo como parece. El mero despegue y el aterrizaje ocasionan estrés en los caballos, motivo por el que la mayor parte de las delegaciones europeas optan por evitar el avión y apuestan por el transporte por tierra y marítimo.

    Aunque no lo parezca, la opción de viajar en barco hasta la isla también tiene sus desventajas. "Cuando el tiempo es malo se hace difícil porque los caballos se ponen nerviosos", comenta el veterinario Carsten Rohde, que trabaja para el equipo alemán. Por ese motivo decidieron utilizar el tren que cruza el eurotúnel. "Es más cómodo para los caballos".

    El viaje ha durado un total de 13 horas. Primero, se subió a los caballos en un camión el domingo por la noche en la ciudad alemana de Bonn, y al llegar a la localidad francesa de Calais fueron pasados al tren. Este último recorrido bajo el mar duró menos de una hora.

    Y aún así, no estaba todo hecho, pues, como comentaba Atock, aún quedaba superar el tráfico de una ciudad como Londres.

     

     

    Fuente e imagen: eluniversal.com / AFP

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín