Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Los caballos marismeños se encuentran 'en peligro' según los ganaderos de la zona

    Compartir:

    Los caballos ‘marismeños’, equinos autóctonos de la zona de las marismas de Doñana se encuentran en estado “crítico", según el presidente de la Asociación de Criadores de Ganado Marismeño, Gregorio Maraver, quien señaló que "se trata de especies que están agonizando por falta de pastos ante la pasividad de las administraciones".

    Maraver explicó a la agencia de comunicación EFE que desde la asociación se han remitido escritos tanto a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir como a la dirección del Espacio Natural de Doñana alertando de esa situación que ha provocado en los dos últimos meses la muerte de medio centenar de caballos.

    Este ganado autóctono marismeño, actualmente protegido y bajo peligro de extinción, está formado por 1.700 cabezas de reses vacunas y de caballos. Aproximadamente el 40% "tiene en estos momentos problemas de comida" en las fincas en las que pastan en el interior del parque, tierras arrendadas por los ganadores.

    "No hay comida, la falta de agua hasta hace unas semanas había provocado que los pastos estuvieran secos, ahora, con las últimas lluvias la marisma se ha inundado y habrá que esperar a que el nivel del agua baje para que la hierba aflore y crezca hasta tener un buen tamaño para que les sirva de alimento", alerta Maraver quien avisa también sobre la posibilidad de que en los próximos meses la situación se extienda hasta alcanzar más del 80 % del ganado ya que vienen los meses de invierno y los animales van a entrar “en unas condiciones críticas y sin alimento".

    La solución, apunta Maraver, pasa por que la Confederación Hidrográfica del Gualdalquivir autorice el pastoreo en la finca El Moralejo, de titularidad estatal, un espacio aledaño a los que usan los ganaderos y en el que existe "pastizal fresco" para que el ganado pueda alimentarse.

    "Se trata de una medida que se llevó a cabo hace dos años, en una época de mucha lluvia que acabó con más del 20 por ciento del ganado, y que sirvó para conservar la especie y lograr que se recuperaran", manifestó. Por ello, desde la asociación, que componen más de 560 ganaderos, se ha solicitado nuevamente esa posibilidad este año.

    "Queremos sacar el ganado que se encuentra en peores circunstancias para que durante varios meses puedan alimentarse y salvar su vida hasta que en las fincas habituales crecen los pastos", apuntó Maraver, quien incidió en que, de lo contrario, la afección provocará que estas dos razas autóctonas "desaparezcan de un plumazo, simplemente por la voluntad de las administraciones".

     

    Noticias relacionadas:

    Los criadores de caballos marismeños cuentan ya con una finca para los animales

    Almonte cede una finca para los caballos marismeños que se encuentran en situación de inanición

    Los caballos marismeños ven mejorar su situación gracias a los nuevos pastos

     

     

    Fuente e imagen: agroinformacion.com

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín