Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Los ecologistas denuncian la presencia masiva de caballos en el Corredor del Guadiamar

    Compartir:

    Los representantes de Ecologistas en Acción y de CC.OO. en el Consejo Provincial de Medio Ambiente de Sevilla, han denunciado que la presencia masiva e incontrolada de caballos en el Corredor Verde del Guadiamar está suponiendo un problema ecológico generando graves impactos sobre la conservación de ese espacio protegido y un grave riesgo de seguridad alimentaria.

    El Corredor Verde del Guadiamar es un espacio considerado como Paisaje Protegido con un doble objetivo, por un lado, garantizar, mediante la restauración ecológica del río y sus márgenes, la conexión entre Doñana y Sierra Morena a modo de corredor ecológico. Por otra parte, para garantizar que la contaminación residual del vertido minero ocurrido en Aznalcóllar no pudiera llegar a la cadena alimentaria prohibiendo tanto la caza como los usos agrícolas y ganaderos en los terrenos declarados Corredor Verde.

    La masiva presencia de caballos parece que está acabando con la flora y árboles de las repoblaciones, ya que es el único recurso nutritivo del que disponen.

    Además, la crisis económica ha provocado que numerosos dueños de caballos de localidades cercanas liberen en el Corredor a sus animales para evitar tener que hacerse cargo de su manutención. Parte de este ganado es destinado al consumo de carne de caballo, no pudiendo garantizar la administración que los animales que han pastado en el Corredor están libres de enfermedades ni que los pastos no estén contaminados por el vertido antes mencionado.

    Hay que añadir a este panorama que se han ido rebajando las multas impuestas por tenencia de caballos en el Corredor, hasta tal punto que a sus propietarios les sale a cuenta tener los caballos en el Guadiamar. Así, las multas han pasado de 2.000 euros a 200, cuando mantener un caballo en un establo ronda los 200 euros al mes. Sin embargo, y a pesar de que el régimen sancionador establece al menos como grave el pastoreo reincidente, con sanciones entre 600 y 60.000 euros, la propia administración no cumple con la ejecución de la norma, contemplada en el decreto 112/2003 de 22 de abril que regula este espacio prohibiendo en su artículo 5.a estas prácticas y en su apartado b, el autoconsumo de flora y fauna silvestre por seguridad alimentaria.

    Ecologistas en Acción, en su denuncia, exige que todos los caballos presentes en el Guadiamar se retiren a una parcela de la administración en las que se garantice su mantenimiento en buenas condiciones de bienestar animal.

     

     

    Fuente: ecologistasenaccion.org

     

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín