Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Los pottokas se mantienen en peligro de extinción

    NoticiasNoticias Hípicas Generalessábado 01 junio 2013
    Compartir:
    Son los últimos ponis vascos. Dos décadas después de que arrancara el plan de recuperación del pottoka, parece haberse estancado, a pesar de los esfuerzos por mejorar la especie y darle una utilidad en eventos como los que suelen darse en Amorebieta (Bilbao). La edición del campeonato de Vizcaya de concurso completo de equitación de 2011 contó por primera vez con la participación de una pareja de pottokas entre los 40 caballos inscritos.
     
    Con cerca de 2.000 ejemplares en el País Vasco -alrededor de 400 en Vizcaya- los pottokas siguen en peligro de extinción puesto que para declararse especie amenazada y salir de este estado se necesitaría pasar de los 3.000 ejemplares. Según Jon Alberdi, miembro de la directiva de la Asociación de Criadores de Vizcaya, «es difícil saber cuando se recuperará dada la dificultad de ampliar el número de socios y la imposibilidad de ampliar el número de cabezas por ganadería», supeditadas en muchos casos a las ayudas que reciben por parte de organismos institucionales.
     
    En estos momentos, «la única salida» es dar funcionalidad al caballo vasco a través del deporte en centro hípicos y en competiciones como la de Amorebieta. En esa ocasión, las instalaciones de Kati-Bi, únicas de la provincia con circuito de cross, fueron las encargadas de acoger el campeonato. La participación de los ponis vascos en este tipo de pruebas es muy reciente pero empieza a dar sus frutos, ya que en años recientes uno de ellos se proclamó subcampeón.
     
    Pero sin duda los concurso morfólicos son uno de los eventos que más ha influido en la recuperación de esta especie. Alrededor de una decena de ganaderías que aportan cerca de una treintena de ponis son los que suelen participar en las campas de Jauregibarria en los concursos morfológicos de Vizcaya. El objetivo no es sólo mostrar al público esta raza sino hacer una «selección» de los mejores sementales para continuar mejorando la especie.
     
    En este tipo de celebraciones se da, además, la oportunidad de difundir la raza entre los ciudadanos. Es de especial valoración los paseos en ponis pottoka para los más pequeños, acudiendo a ferias y fiestas que pueden servir como escaparate de la especie. Se aplican de esta manera parte de los recursos que se ofrecen desde la Casa del Pottoka que en 1998 se fundó en Amorebieta.
     
     
     
     

    Fuente e imagen: elcorreo.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín