Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Los propietarios de caballos gallegos se niegan a identificarlos con microchip

    Compartir:

    La Xunta de Galicia sigue adelante con el plan de identificación, pero los propietarios de los caballos no están dispuestos a aceptar la nueva normativa y sus caballos seguirán pastando por la Serra da Groba sin 'microchip'. Así lo aseguran los propietarios de los últimos 1.500 ejemplares de raza autóctona gallega, también conocidas como 'burras de monte', que quedan entre los municipios pontevedreses de Baiona y Oia.

    La Consellería de Medio Rural publicó la semana pasada en el Diario Oficial de Galicia (DOG) las ayudas para la identificación del ganado equino, apoyo iniciado en el año 2010 con la convocatoria de esta asistencia, pero los dueños de los animales no están dispuestos a aceptar las subvenciones. Todo lo contrario, ya han dado el paso ante la Unión Europea para que sean aceptadas las marcas tradicionales que se graban a fuego.

    "Ya está decidido y no nos vamos a echar atrás, es la Consellería la que tiene que escoger, nosotros no lo vamos a aceptar", asegura Modesto Domínguez Roda, 'Terri', presidente de la Asociación de Gandeiros de Cabalos Monte da Groba. Las nuevas ayudas se dirigen a paliar el coste del 'microchip', principal queja del colectivo, y alcanzarían hasta 24 euros por cada aparato implantado, cuyo coste ronda los 40 euros.

    La Xunta apela a la normativa comunitaria y estatal, según la cual se establece que los titulares de las explotaciones ganaderas equinas tienen que identificar los animales y comunicar a las autoridades competentes los movimientos del ganado que se produzcan en su explotación mediante justificación documental o por medios informáticos. Con esta medida, se quiere controlar a los caballos salvajes, a veces causantes de accidentes, y a algunos dueños que no se hacen cargo de los daños causados o de cadáveres de animales que se pudren en el monte.

    'Son válidas para la UE'

    Los ganaderos rechazan la medida al entender que su coste es inasumible y que es suficiente la marca tradicional realizada a hierro durante las rapas. Para esto se acogen a la normativa de la UE, ante la que han denunciado la normativa que ahora pretende instaurar la Xunta. "Son válidas para la Unión Europea, por lo tanto también para nosotros", añade Terri.

    La ayuda que prestará Medio Rural se estimará con un costo máximo por animal identificado de 40 euros (IVA incluido) y consistirá en un importe anual a tanto global, temporal y decreciente. Además, la cuantía máxima de subvención sería de 10.000 euros por explotación.

    Los ganaderos de la Serra da Groba ya se manifestaron en varias ocasiones solicitando la anulación del decreto que obliga a colocar los microchips por ser perjudicial para mantener la raza autóctona. "Quieren que pongamos la dos cosas, las marcas tradicionales y los microchips, pero eso no es posible por el alto coste y provocaría la desaparición de los caballos", añade Modesto Domínguez.

    Traslado a Portugal

    El pasado mes de octubre, decenas de propietarios de 'burras de monte' recorrieron las calles de Baiona a caballo para solicitar a la Xunta que acepte las marcas tradicionales, pero la administración autonómica no admite esa posibilidad. Algunos ganaderos se han planteado ya trasladar sus caballos hasta Portugal, donde en principio no sería necesario implantar el 'chip', aunque la asociación todavía no ha confirmado que sea posible.

    Lo que sí se ha podido comprobar desde que el pasado verano se aprobase la normativa es un descenso en el número de ejemplares. "La gente los vende porque no puede asumir el coste y lo que está en peligro es la permanencia de la raza gallega en nuestros montes", avisan desde la asociación. Según Modesto Domínguez, actualmente existen unos 1.500 caballos en la Serra da Groba y en los últimos meses se han vendido más de 200.

     

     

    Fuente e imagen: elmundo.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín