Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Málaga prepara una ordenanza para poner en valor los coches de caballos

    NoticiasNoticias Hípicas Generalesmiércoles 13 julio 2011
    Compartir:
    Reforzar el control sobre la actividad de los coches de caballos y, de paso, sacarle un mayor partido a un atractivo turístico que se ha visto devaluado en los últimos años. Ése es el objetivo del Ayuntamiento de Málaga que, en su apuesta por realzar la imagen del Centro Histórico para que ofrezca su mejor cara a los miles de cruceristas que desembarcan en el puerto, tiene previsto abordar en los próximos meses la elaboración de una nueva ordenanza en la que además de contemplarse cuestiones administrativas como el número de licencias, las tarifas (ahora es de 30 euros por 45 minutos), los permisos necesarios o la definición de las paradas, también se recogerán otros aspectos estéticos que pasan por que los cocheros lleven uniforme, las capotas y sombrillas sean homogéneas y la implantación de un sistema para la recogida de los excrementos que acabe con la imagen del cochero retirando las heces de la vía pública.
     
    De momento, no es más que una declaración de intenciones por parte del Consistorio y, aunque las previsiones apuntan a que podría estar aprobada a finales de año, en la Casona del Parque prefieren no marcarse ningún plazo puesto que los avances dependerán en gran medida de las relaciones con el sector, las cuales no han sido demasiado fluidas. «Ahora mismo ni siquiera hay un borrador, ya que todo lo que hagamos debe nacer del consenso con los profesionales, aunque siempre en beneficio de la ciudad», afirma el edil de Movilidad, Raúl López.
     
    A priori, el colectivo que actualmente conforman 49 conductores (hay otra docena de licencias municipales que no están siendo utilizadas por sus titulares) ve con buenos ojos una mayor regulación del servicio y se muestra abierto a escuchar las propuestas municipales, aunque no esconde su malestar con la Administración local por varias cuestiones que traen en jaque a un sector que tampoco es ajeno a la crisis. «El avance en la peatonalización del Centro nos está dejando sin nada que enseñar a los turistas», se queja el presidente de la Asociación de Coches de Caballos de la capital, Francisco Farfán, un malagueño de 64 años que lleva desde los 14 mostrando a viajeros los atractivos del Centro.
     
    Cruceristas
     
    Aunque hay más. Las cuatro paradas existentes (Postigo de Abades, Molina Lario y dos en la plaza de la Marina) resultan insuficientes para medio centenar de vehículos a raíz de que se eliminara la del Parque (cabían una veintena de coches), por lo que se ven obligados a invadir la calzada exponiéndose a ser sancionados por entorpecer el tráfico. Una situación que se agrava aún más los días que llegan cruceros cargados de potenciales clientes. «Antes podíamos entrar al puerto a recogerlos pero desde que entró en servicio la estación marítima, lo único que nos queda es agolparnos en la plaza de la Marina en doble fila, por lo que la Policía Local nos tiene acosados con denuncias constantes», asegura Farfán.
     
    Sobre los uniformes, se muestra conforme, ya que pese a que la mayoría va con polo azul y pantalón gris, «hay algunos que no lo respetan y van incluso en pantalones cortos». En cuanto a la recogida de excrementos, Farfán expresa sus reticencias al sistema de pañales implantado en algunas localidades porque pueden molestar al animal. De momento, la solución que vienen adoptando es un cubo con un líquido que elimina el mal olor de la orina, y una tablilla y una bolsa para recoger las heces.
     
     

    Fuente: diariosur.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín