Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Más de 30 caballos abandonados en Bercedo (Burgos)

    NoticiasNoticias sobre Bienestar del Caballodomingo 06 noviembre 2011
    Compartir:

    Más de treinta caballos de silla de raza lusitana viven desde hace meses una situación de abandono que ha llevado a varios a la muerte en la localidad montijana de Bercedo.

    Responsables de la Sociedad Protectora de Animales de Las Merindades han visto la pasada semana los cuerpos de dos equinos muertos por inanición o enfermedades, aunque creen que puede haber habido más bajas. Un vecino les alertó de lo que estaba sucediendo el pasado mes de agosto y tras numerosas gestiones aún no han logrado que los animales pasen a manos de protectoras de equinos con las que ya han entrado en contacto y que les darían los cuidados que necesitan.

    Parte de los animales permanece en cuadras inmovilizados, en ocasiones, desde hace meses, y otros están sueltos en un monte público cercano a Bercedo, pese a tratarse de «animales de silla, que no saben buscar comida en el monte ni valerse por si solos», como explican desde la Protectora.

    Ante la delicada situación que se ha creado, el Ayuntamiento de la Merindad de Montija presentó una denuncia el pasado lunes ante la Guardia Civil. Antes de dar este paso, sus responsables trataron de llegar a un acuerdo con el cuidador de los animales, I.O.P., pero no lo lograron, porque desde su punto de vista los animales están atendidos.

    Estos caballos de silla pertenecen a una empresa propiedad de I.O.P., pero cuyos bienes, entre ellos, los animales, han sido embargados por un juzgado de Burgos. Este hecho ha tenido como consecuencia que los animales permanezcan «inmovilizados por el juzgado que otorgó a I.O.P. su tutela», según explican desde la Protectora. Pero desde el Ayuntamiento de la Merindad de Montija, la concejal Beatriz Pañeda defiende que «los animales tienen que comer y beber y, si su cuidador no puede afrontar este trabajo, debería ir al juzgado a decir que no puede hacerse cargo de ellos».

    Un informe de Ganadería de la Junta de Castilla y León corrobora la versión municipal y de la Protectora y denuncia el mal estado de salud en el que se encuentran los caballos, parte de los cuales no tienen siquiera donde cobijarse ante la inminente llegada del invierno. Beatriz Pañeda asegura que «desde la Junta de Castilla y León hay voluntad de resolver el problema, pero el juzgado lo tiene paralizado y hay que encontrar una solución antes de que llegue el invierno».

    Protectoras de equinos de Barcelona, Asturias o Soria podrían hacerse cargo de los animales y recuperarlos para luego darlos en adopción.

     

     

    Fuente e imagen: diariodeburgos.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín