Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Nueve meses de cárcel por agredir a una yegua en Canarias

    Compartir:

    Francisco Verde Vega, de 42 años, y Alexei Utrera Ferrera, de 41 años, han sido condenados a 9 meses de prisión por un delito de maltrato animal cometido contra una yegua en Telde, Gran Canaria, a la que agredieron cruelmente hasta casi causarle la muerte.

    El magistrado del Juzgado de lo Penal 6 de las Palmas de Gran Canaria, Nestor Porto, ha condenado, asimismo, a Verde, a seis meses de prisión adicionales por un delito de resistencia en "concurso ideal con dos faltas de lesiones", según se señala en la sentencia.

    El juez ha considerado probado que ambos, junto a una tercera persona no identificada, el 1 de septiembre de 2013 a la una de la madrugada penetraron en una finca propiedad de Juan Verde, en el término municipal de Telde. Una vez dentro se dirigieron al lugar en el que se encontrada estabulada la yegua de pura sangre inglesa "Kimera", propiedad de Francisco Morales Florido. Allí comenzaron a golpear al animal con saña con objetos contundentes, "conscientes de la la alta probabilidad de que con su acción le causaran la muerte o lesiones de especial gravedad".

    Efectivamente la yegua sufrió múltiples heridas que, aun sin causarle la muerte, han provocado, además de un sufrimiento inhumano, que no vuelva a ser la misma.

    La agresión terminó cuando intervino una patrulla de agentes, alertados por unos vecinos que estaban escuchando los ruidos derivados de la agresión.

    Uno de los dos agresores, Francisco Verde, con clara actitud chulesca, se negó a revelar su identidad y trató de escapar ante los agentes. Cuando estos trataron de detenerlo, el agresor se resistió lanzando patadas y golpes. De hecho, uno de los agentes fue herido en el antebrazo y en la muñeca, y el segundo acabó con un esguince en el tobillo.

    Por si todo esto fuera poco, durante el juicio, el acusado, Francisco Verde, alegó que las lesiones de la yegua habían sido producidas por un caballo suyo ocho días antes, cuando "Kimera" se había escapado. Obviamente, el juez consideró que esta explicación no era veraz.

    El delito aplicado a los dos agresores ha sido el de maltrato animal, contemplado en el artículo 337 del Código Penal. El magistrado condenó a ambos acusados a indemnizar al dueño de la yegua con 3.200 euros y a pagar las costas procesales. Y a Vega, por la agesión a los policías, con 350 euros a uno y con 175 al otro.

     

    Fuente: confilegal.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín