Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Numeroso público se acercó hasta el Pozo Cubillas para disfrutar con las habilidades de los caballos

    NoticiasNoticias Hípicas Generalesmiércoles 15 junio 2011
    Compartir:
    Antaño era una oportunidad para comprar y vender animales de trabajo, como mulas, burros y caballos. Pero poco a poco, la tradicional concentración de ganado que se celebra en el parque del Pozo Cubillas ha derivado en una jornada para los amantes de la equitación, que pueden contemplar algunos de los animales más bellos y disfrutar de sus juegos y habilidades en una exhibición ecuestre.
     
    El evento estaba organizado por el Centro Ecuestre El Dorado, y congregó de nuevo a numeroso público que aplaudió las maniobras de caballos y jinetes. En la exhibición se pudieron ver ejemplos de doma vaquera, clásica, salto o enganche. En solitario o tirando de carros a toda velocidad, los equinos hicieron las delicias de mayores y niños en la tranquila mañana de domingo.
     
    «El objetivo de esta actividad es que la gente mayor, que se acuerda de las ferias de trato, pueda recordarlas. Y que la gente joven también se enganche por medio de las exhibiciones», destacó Alberto Lázaro, del Centro Ecuestre El Dorado.
     
    «Las ferias, propiamente dichas, están un poco a la baja», señaló Lázaro, mientras observaba los movimientos de decenas de caballos de todo tipo, españoles puros, cruzados, etc. Incluso, en una esquina, una burra suscitaba la curiosidad de los presentes.
     
    Caballos para la monta
     
    Y en lo que respecta a la compraventa de animales, si antes el objetivo único era utilizarlos para el trabajo (labores de campo, etc.), ahora «la gente busca caballos de deporte, para particulares que quieren montar», explicaba Manuel del Río, que desde Fuenmayor se dedica a comprar y vender estos animales.
     
    «Se va creando bastante afición ecuestre aquí en Logroño por las actividades del Ayuntamiento, de las escuelas, las hípicas...», opinaba del Río, que trabaja con caballos de todas las razas.
     
    Lo habitual ahora no es vender en este tipo de ferias sino que la gente acuda a la empresa, «porque ya nos conoce». Un caballo para esta práctica de la equitación puede costar desde 2.000 euros hasta 5.000 según cómo sea el animal.

     

     
     
    Fuente: elcorreo.com
    Noticias
    Suscríbete al boletín