Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Peter Müller expone al caballo P.R.E en Ávila

    NoticiasNoticias sobre Productos/Serviciosmiércoles 26 octubre 2011
    Compartir:

    Cuando uno se acerca a la exposición de Peter Müller, no sabe si lo que muestra es su pericia con la cámara o una gran pasión por el caballo español, al que convierte en protagonista, actualizando, a la vez obras de pintores como Rubens o Velázquez.

    ‘Pure blood reflections’, que puede contemplarse en el Palacio Los Serrano, reúne 40 obras en las que explora las cualidades del mundo equino y bucea en su silueta, su belleza y sus rasgos de distinción.

    Son ejemplares Pura Raza Española de la Yeguada de la Cartuja-Hierro del Bocado que se ven unidos a destacadas obras de la pintura universal. Se mueven entre obras de Rubens, Velázquez o Goya, y, a pesar de estar en otro contexto, nunca parecen fuera de lugar, sino que más bien parecen formar parte de las telas o los frescos que les sirven de fondo, casi completando aquellos clásicos o dotándolos de movimiento.

    La química con un modelo de cuatro patas

    Los persuade para que posen para él y, a la vista de sus fotografías, claramente lo consigue. Con algunos, como Poseído VII, se observa, de hecho, una gran química, hasta el punto de que el animal parece disfrutar mientras hace de modelo.

    “No es el caballo en el campo, paseando por la playa o en un olivar”, señala el artista, de origen suizo, pero que lleva 30 años en España y que ha sido conocido por sus trabajos publicitarios. En esta ocasión, pretendió “enseñar la belleza del Pura Raza Española, pero dándole un fondo de estudio”, que puede ser la fachada del monasterio de La Cartuja, un cuadro anónimo del siglo XII, ‘La lucha de San Jorge con el dragón’ de Rubens, el ‘Carlos I de Inglaterra a caballo’ de Van Dyck o ‘Las lanzas’ de Velázquez.

    Para ello se pidió colaboración a varias pinacotecas de Madrid, que cedieron las diapositivas para ampliarlas sobre telas y, como explica Müller, “todos los fondos son reales”.

    Destaca, además, el autor, la dificultad a la hora de fotografiar al caballo, tanto por su colocación como para evitar el nerviosismo al que un extraño o los propios flashes someten al animal. Cuenta el artista que para ello se utilizó un caballo de madera que se iluminaba hasta conseguir que el caballo fuera aconstumbrándose a los fuertes destellos.

    Aquí puedes consultar el video-presentación de la exposición.

     

     

    Fuente e imagen: aviladigital.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín