Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Presentado el proyecto de distrito equino de la Vega del Guadiaro

    NoticiasNoticias Hípicas Generalesmiércoles 08 octubre 2014
    Compartir:

    Jimena acogió este lunes el tercer encuentro del grupo de trabajo para la creación de un distrito equino en el Vega del río Guadiaro, en Cádiz.

    A la cita acudieron los tres clubes que se incorporan a este grupo y que se encargan de la financiación del mismo. En la reunión destacó el tema de la propuesta de los límites territoriales del distrito y los componentes básicos del modelo.

    Además de los responsables políticos pertinentes también participaron representantes de la Fundación Santa María Polo, que es la principal impulsora del proyecto; de la Federación Andaluza de Polo y, finalmente, de las tres empresas que financian este grupo de trabajo: Santa María Polo Club, Ayala España y Dos Lunas.

    En lo que concierne a la delimitación del distrito equino, fue propuesto un mapa con los límites territoriales posibles, cubriendo una superficie total de 10.765 hectáreas, de las que 1.734 corresponden al municipio de San Roque, 7.802 de Jimena y 1.228 al de Castellar.

    Respecto a la propuesta de funcionamiento, se conformó la idea inicial de inspirarse en el modelo aplicado en Wellington (Florida, EEUU), frente al de Pilar (Argentina), aunque adaptándolo a la realidad andaluza. Así, en este sentido, algunas de las recomendaciones señalaban que “para garantizar una distribución lógica de cargas y beneficios, se debe condicionar el desarrollo de los complejos ecuestres (centros ecuestres más fincas ecuestres)”.

    De modo que el informe de recomendaciones señala que “los centros ecuestres deben de ser de polo, de hípica o mixtos”, con una superficie mínima de 20 hectáreas y máxima de 35, mientras que “el tamaño máximo de la zona anexa, para el desarrollo de explotaciones ganadero-deportivas individuales no superará nueve veces la superficie del centro ecuestre (mínimo 180 hectáreas y máximo 315)”.

    “Deberían estos complejos poder disponer de un número limitado de cortijos”, en los que “albergar equipos de polo de mediano y alto hándicap”. También se indica que “todas las explotaciones individuales deben tener una pista deportiva ecuestre para entrenamiento”, con un mínimo de cinco cuadras para las dedicadas a la hípica y de 25, en caso de dedicarse al polo.

    En los centros ecuestres se podrían permitir como usos complementarios el hospedaje rural, el club social rural, restauración, hostelería y merchandising de artículos relacionados con las actividades ecuestres. Además de cuadras y anexos (almacenes, guardería…), “se permitirán unas estancias para entrenamiento de jinetes, vestuario, sala de reunión de equipo, etc”.

    “Dentro del Distrito Equino y de los complejos ecuestres puede haber zonas que por su naturaleza, actividad, restricciones, normativas… no formen parte funcional de los mismos, y no computarán a ningún efecto en relación con las determinaciones aquí establecidas”.

    También se indica que “los tres ayuntamientos podrán, justificadamente y en casos concretos, establecer algunos de los parámetros que se han mencionado -y que no vengan impuestos por normativa de ámbito superior al municipal- utilizando una cierta holgura, que se debería definir en el Plan Especial del Distrito Equino”.

     

     

    Fuente e imágenes: sotograndedigital.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín