Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Quito d’Aveze fallece repentinamente tras proclamarse vencedor en una carrera en Menorca

    NoticiasNoticias sobre Carrerasmiércoles 02 julio 2014
    Compartir:

    El caballo francés, Quito d’Aveze, de 12 años, propiedad del conductor mallorquín, Guiem Andreu, falleció repentinamente este pasado domingo en el hipódromo Torre del Ram, justo después de vencer en la cuarta carrera del programa que se celebraba en el recinto hípico de Ciutadella.

    El caballo logró imponerse en la prueba de 1.700 metros, una carrera considerada corta, con un registro de 1’20’’8, seis segundos por debajo de su propio récord. Por este motivo, se cree que no tuvo que realizar un esfuerzo extraordinario para adjudicarse la prueba. Una vez desacelerado, cuando giraba para dirigirse a las cuadras, cayó desplomado y falleció en el acto.

    «Al acabar la carrera yo ya le noté algo raro en la manera de moverse, y cuando cambió la dirección hacia los establos se vino abajo y murió», comenta Manolo Florit, tesorero de la sociedad hípica de Torre del Ram.

    Allí mismo se le extrajo una muestra de sangre que ha sido enviada a la Federació Balear para analizarla ya que en el recinto hípico no se encontraba ningún veterinario durante las carreras dado que no es obligatorio disponer de él.

    Quito d’Aveze es un caballo francés de 12 años que había sido trasladado a la isla desde Mallorca hacía escasos días a cargo de Miquel Benejam. De hecho, solo había participado en la jornada de Sant Joanet, el pasado miércoles, y en la del domingo.

    Su propietario había decidido llevarlo a Menorca para que participara en las carreras estivales, que conllevan, en general, un menor estrés. «Con el tiempo con el que ganó la carrera en Ciutadella habría llegado de los últimos en Mallorca, aunque sus resultados aquí no eran destacados», comenta Jaume Gomila, responsable de la crónica hípica del diario Última Hora.

    Ante las sospechas levantadas en las redes sociales sobre un posible dopaje del caballo, Manolo Florit se pregunta con hilaridad «¿para qué, para ganar una prueba que apenas tenía un premio de 90 euros?, no tiene sentido lo que se pueda decir en la red. No es normal que se muera un caballo tras acabar una carrera pero tampoco es algo extraordinario, y puede deberse a la aclimatación porque llevaba pocos días aquí o a la alimentación, hay muchas causas que pueden explicar el paro cardiaco», sentencia.
     

     

    Fuente e imagen: menorca.info

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín