Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Rescatan a cinco animales desnutridos y abandonados en la provincia de Ciudad Real

    Compartir:

    La acción conjunta del Seprona, la asociación ecologista El Refugio de los Abuelos y voluntarios de la protectora de animales VIPA de Villarrubia de los Ojos, en Ciudad Real, ha permitido rescatar a varios animales del estado de abandono y desnutrición en el que habían sido hallados.

    Se trata de dos caballos, una oveja y dos perros, dejados a su suerte en un paraje de esa localidad porque el propietario está ingresado en un centro y el resto de la familia, según las explicaciones que han dado, no sabían cómo darles de comer.

    El rescate se produjo hace unos días, pero la denuncia es de finales del pasado mes de enero, según ha confirmado la Guardia Civil. Del caso se ha hecho cargo una patrulla del Seprona de Daimiel que ha puesto los hechos en conocimiento de los juzgados de esa localidad.

    VIPA (Villarrubia Protección Animal) tuvo conocimiento de lo que sucedía porque se lo comunicó un particular que pasó por el paraje, “los animales estaban en estado de abandono, los caballos atados a unos olivos, la oveja encerrada dentro de las instalaciones, mientras que los perros entraban y salían a través de un agujero en el cercado”.

    Los voluntarios decidieron hacer un seguimiento diario y pudieron compraobar de esta manera que nadie acudía a alimentarlos ni a prestarles los mínimos cuidados, por lo que contactaron con la madre del propietario, quien se negó a entregarlos por miedo a lo que le pudiera hacer su hijo. Ante esa actitud la protectora decidió denunciar, llevó a la finca al Seprona, que a su vez enviaron a veterinarios de la Junta y se procedió a realizar un peritaje de lo que ocurría con los animales.

    Finalmente, contando con la protección de la patrulla del Seprona, los voluntarios de VIPA y El Refugio de los Abuelos pudieron hacerse cargo de los animales, no sin dificultad porque los caballos estaban sueltos y hubo que perseguirlos. A pesar de ello, miembros de la protectora VIPA afirman seguir recibiendo amenazas por su actuación.

     

    Fuente e imagen: lanzadigital.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín