Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Sacrifican a un caballo en El Asturcón que llevaba tres semanas con una pata rota

    Compartir:

    Los servicios veterinarios del Principado sacrificaron finalmenteal caballo que llevaba tres semanas con una pata rota, encerrado en un box del centro ecuestre municipal El Asturcón de Oviedo, tal como informábamos el pasado miércoles.

    Otros tres animales más permanecen en malas condiciones, tras ser 'tomados en prenda' de la deuda de sus propietarios con Urbaser por la concesionaria del servicio de pupilaje, y la situación ha sido denunciada al Seprona por parte de otros usuarios del centro. Estos explican que si la atención a los animales estabulados por parte de la empresa deja bastante que desear de forma habitual, a estos caballos no se les saca del box, ni se les atiende.

    Ante los impagos, la empresa inicia entonces un expediente cuyos trámites pueden demorarse meses, durante los cuales, los caballos son los que acaban sufriendo las consecuencias. El propietario de uno de estos caballos 'embargados', además, habría fallecido.

    Estas últimas incidencias se suman al mal estado de las pistas, después de que una subcontrata abandonase las labores de mantenimiento por impagos del alquiler del tractor o los defectos de la pista exterior, reparada el verano pasado con la sustitución de toda la arena, pero que no se puede usar cuando llueve porque no se hizo la vez el drenaje necesario.

    Este mal estado ha provocado un nuevo éxodo de caballos del centro, cuya ocupación actual apenas llega al centenar de equinos, sin contar con los de las escuelas deportivas. La ocupación, de hecho, se ha reducido un 72% desde 2010, pese a que las tarifas que cobra Urbaser son la mitad de lo habitual en otros centros. Tan mal diseñadas que la empresa pierde dinero con cada animal a su cuidado, lo que desincentiva los cuidados.

     

    *Nota: el caballo sacrificado no es el de la fotografía.

     

    Fuente e imagen: elcomercio.es

    Noticias
    Suscríbete al boletín