Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Salobreña veta los Caballos en la Playa

    NoticiasNoticias Hípicas Generalesjueves 06 octubre 2011
    Compartir:
    Las fiestas del Rosario de Salobreña arrancan este año con polémica. El Ayuntamiento ha puesto en pie de guerra a los aficionados al caballo de la Costa al vetar, por primera vez en los más de cincuenta años que tiene su feria, la entrada de los equinos a la playa durante la tradicional y multitudinaria Romería del Sur por motivos de seguridad.
     
    El evento, que se celebra cada primer domingo de octubre, es una de las peregrinaciones más populares y bellas de la provincia y en ella participan más de medio centenar de carrozas, decenas de jinetes a caballo y miles de romeros a pie, que acompañan a la Virgen del Rosario en un recorrido que se inicia en la plaza del Ayuntamiento y concluye en la misma playa de Salobreña, donde la fiesta se prolonga durante todo el día.
     
    En los últimos años -como casi todas las concentraciones festivas- la Romería del Sur ha degenerado en un macrobotellón que congrega hasta cinco mil personas en la playa salobreñera, con jaimas sobre la arena incluidas. Y la combinación de alcohol, fiesta y caballos campando a sus anchas por la arena de la playa en la que se concentran miles de personas es una auténtica caja de bombas. Así lo entiende el Ayuntamiento, que este año se ha propuesto ordenar la fiesta para garantizar la seguridad de los participantes y evitar que ocurra una desgracia.
     
    Multas
     
    De hecho, recuerdan que en otras ediciones de la Romería del Sur han tenido lugar accidentes, como caídas de algún caballista pasado de copas y el susto que se llevó una niña al ser alcanzada por la coz de uno de los animales. Para evitar sustos, el Ayuntamiento ha puesto en marcha un dispositivo de seguridad en el que además de la Policía Local y Protección Civil participará por primera vez el Seprona de la Guardia Civil. Y ha anunciado que hará cumplir -a base de multas si fuera necesario- la prohibición de que los caballos entren en la arena, lo que ha levantado ampollas entre los jinetes.
     
    Los caballistas podrán acompañar a la Virgen hasta la playa pero después deberán 'aparcar' el animal en un solar municipal habilitado al efecto y seguir a pie la fiesta. En una reunión celebrada con el equipo de gobierno los caballistas han expuesto su malestar y amenazan con no participar y deslucir la fiesta. Defienden que los caballos son una tradición en la Romería, alegan que el solar habilitado no es seguro y se sienten perseguidos.
     
     
     
     
    Fuente e imagen: ideal.es/Alfredo Aguilar
    Noticias
    Suscríbete al boletín