Anuncios favoritos
Last viewed
Búsquedas guardadas
Last searches
Ads that you mark as favourite will be shown here.

Sobre los caballos del Pico Monte de Meda en Carballo

Compartir:

Tal como recogíamos hace unos meses, gran parte de la manada de caballos del Pico de Meda, en Carballo (A Coruña) aparecieron muertos por causas fruto de una cadena de malas decisiones y circunstancias. 

Ahora la Xunta de Galicia desea evitar que el drama se repita y para ello ha elaborado un informe del cual recogemos la siguiente información:

Situación

En el Pico de Meda había 90 caballos en 140 hectáreas de terreno, lo que es más que suficiente según la normativa actual. Sesenta habían sido recogidos por la Xunta en toda Galicia

Centro de acogida

La normativa sobre animales mostrencos establece que habrá centros voluntarios de acogida a los que se llevará a los caballos que aparezcan abandonados en lugares públicos. El monte al que se trasladen deberá estar a más 50 kilómetros del lugar donde apareció el animal. Aunque la Xunta realiza esta labor, la responsabilidad es de los ayuntamientos, aunque Medio Rural asume la labor siempre que el Concello inmovilice al animal y lo ceda.

Tiempo

El centro del Pico de Meda, que es el único que hay en la provincia de A Coruña nació hace dos años. Este es el tiempo que los animales han de permanecer cedidos. Después de este tiempo, si nadie los reclama, pasan a ser de la entidad que los ha acogido, en este caso, de O Santiaguiño.

Procedencia

El hecho de que los animales sean abandonados ofrece una explicación de la alta mortalidad ocurrida en Pico de Meda el pasado invierno.

Aunque muchos de los caballos nacieron en el monte y se criaron allí otros han estado en fincas particulares, por lo que su capacidad de supervivencia en condiciones adversas es muy baja. Suelen ser equinos que se han escapado o que el dueño no se presta a identifica porque han causado algún daño o accidente.

Las procedencias y circunstancias son muy variadas. El crudo invierno hizo que los animales menos preparados para aguantar en el medio hostil sucumbieran a las vicisitudes. La presencia de animales no acostumbrados al monte podría haber disparado el número de muertes, que ya había de ser alto.

Identificación

Todos los caballos estaban identificados con su correspondiente chip. Se lo puso la Xunta cuando los trasladó al Pico de Meda.

Una vez pasados los dos años la asociación que gestiona el centro puede venderlos.

 

 

Fuente: lavozdegalicia.es

 

Noticias
Suscríbete al boletín