Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Supuesto maltrato en un criadero de Chiclana, Cádiz

    Compartir:

    Efectivos del Seprona, el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil, han procedido a  investigar un supuesto maltrato animal tras recibir varias denuncias contra una criadero de caballos radicado en la zona del Pago Melilla, en Chiclana, Cádiz.

    Según las denuncias, los caballos se encuentran "en muy malas condiciones", sin recibir apenas alimentos y "con evidentes síntomas de desnutrición". Los agentes del Seprona han abierto diligencias y está previsto que se personen hoy en la zona, acompañados de un veterinario, con el fin de inspeccionar las instalaciones y comprobar el estado real de los animales.

    El periódico ‘Diario de Cádiz’ se puso ayer en contacto con la encargada de la finca, que se mostró indignada por las denuncias. La trabajadora, no obstante, desveló que ayer mismo por la mañana habían fallecido dos caballos, cuya muerte fue notificada a la Junta de Andalucía, que se desplazó hasta la finca para proceder a la retirada de los cadáveres.

    Según explicó, el veterinario le había confirmado que la causa del fallecimiento de  ambos caballos, podría ser una infección "provocada por beber agua o comer hierba en mal estado".

    Según la trabajadora, si los denunciantes vieron a estos dos caballos enfermos, pudieron haber atribuido su estado de salud a un supuesto maltrato, ya que los animales, desde que enfermaron, "si bien comían y bebían bien, no podían sostenerse sobre sus patas, estando todo el día tumbados". Por ello, hace poco los trasladaron a las cuadras, donde "hemos estado permanentemente dándoles medicinas y poniéndoles goteros, y la Guardia Civil me ha visto, aunque finalmente han muerto".

    "Quiero que quede bien claro que aquí no maltratamos a los caballos. Al contrario, los cuidamos y muy bien. Tengo las facturas de las medicinas que les mandó el veterinario para demostrarlo, más de 400 euros. Y todos los equinos reciben a diario heno, paja y todo lo que necesitan".

    La finca se dedica a criar caballos de pura raza española, en la actualidad, algo más de una veintena, que, en los buenos tiempos, antes de la crisis, vendían para competiciones o uso particular. "Ahora apenas los solicitan para cubriciones ", lamentó.

     

     

    Fuente e imagen: diariodecadiz.es

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín