Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Un camión desembarca una veintena de caballos en un pueblo de Valladolid

    Compartir:

    Según apuntan los vecinos, el pasado miércoles 22 de julio apareció un camión-tráiler a primeras horas de la tarde y descargó entre 22 y 25 caballos en un corral ocupado por una familia que «nos ha amargado la vida al resto de los vecinos durante los últimos 15 años», explicaba un vecino de Manzanillo, que también se lamentaba de que la tranquilidad que reinaba en la localidad «desde hace tres semanas, las misma que hace que el clan conflictivo se ha marchado de la localidad para irse a Peñafiel», se viese truncada por la irrupción de los equinos.

    Esta situación se puso en manos del Seprona de la Guardia Civil, que aún no ha podido identificar ni el camión ni su conductor aunque se sospecha que llegaron procedentes de la provincia de Segovia. Y los vecinos, además de mostrarse preocupados por el bienestar de los animales, aseguran que no tienen constancia de ningún tipo de guía o documento que acredite la procedencia ni la propiedad de estos caballos.

    Por su parte, los veterinarios de la Junta de Castilla y León que han examinado los animales, constatan que presentan un buen estado de salud general pero que si bien algunos disponen del microchip de identificación, otros no lo incorporan.

    Mientras tanto, el asunto ha sido remitido por parte del ayuntamiento de Manzanillo a la delegación del gobierno en Castilla y León con la intención de buscar una solución conjunta.

    Afortunadamente, los caballos, que ya llevan algunos días en el municipio, presentan buen estado y lucen buen aspecto. Además, según comentan los vecinos, han podido observar a varios varones, casi de manera furtiva y a últimas horas de estas últimas tardes, atendiendo a los cuadrúpedos, llegando a enganchar, a través de una manguera, el agua de una casa abandonada para que los animales puedan beber. También se pueden ver restos de paja esparcida por el suelo para alimentarlos. Estos individuos han sido identificados por el vecindario como procedentes de Peñafiel.

    Los equinos están en un amplio espacio, vallado en su perímetro pero a la intemperie, del que se fue adueñando una familia que llegó a Manzanillo hace quince años procedente de Peñafiel. Poco a poco los miembros del clan, que hasta hace tres semanas residían en una infravivienda que parece han abandonado, fueron derribando las tapias de diferentes patios y traseras de casas abandonadas –pero con propietarios- cercanas a la suya, hasta conseguir este amplio cercado acotado por paredes de adobe, ladrillo, piedras y otros elementos como tableros de madera, somieres o uralitas, pero que carece de techumbre alguna, por lo que los equinos están expuestos a las condiciones meteorológicas.

    Las preocupaciones de los vecinos han llegado al consistorio regional a través de un escrito realizado por el Ayuntamiento en el que se insta a la institución a garantizar el bienestar de los animales y también la salud pública, dado que el lugar donde se encuentran los equinos se sitúa en pleno casco urbano, al aire libre y sin medidas higiénico-sanitarias adecuadas.

    En este sentido, los vecinos comentan que ya son claramente perceptibles los olores que provienen del recinto que, recodemos, no dispone de techumbre, tiene salida a dos calles y permanece cerrado, por un lado, con una puerta metálica y por el otro con placas de uralita y tableros de madera.

     

    Fuente e imágenes: Elnortedecastilla.es

     

    Noticias
    Suscríbete al boletín