Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Yago Baila, el entrenador de caballos

    NoticiasNoticias sobre Rutas/Salidas/Montamiércoles 24 agosto 2011
    Compartir:

    Yago Baila es una de esas personas que enseña a escuchar el idioma de los gestos, el sutil giro de un hombro, el valor de una mirada al suelo. En apenas unas horas, podrías aprender que es mejor ser respetado que temido, que la amistad se consigue con confianza, y no por la fuerza. No es un psicólogo, pero casi; su trabajo no es ayudar a humanos, pero lo hace. Es el líder de la manada porque renunció a utilizar la fusta, es el hombre de Sant Mateu que susurra al oído de los caballos.

    Este entrenador bajó hace unos días al terreno de lo real la película de Robert Redford y desveló en la Hípica de Castelló algunos secretos de la doma natural, una práctica que va más allá de la simple equitación y puede convertirse en una terapia de crecimiento personal. "Te metes en la mente del caballo, pero para ello, nuestra forma de pensar debe cambiar. Es un lenguaje corporal y de miradas que nos permite evitar malentendidos, ganar liderazgo y respeto".

    Las explicaciones del susurrador se convirtieron en una lección práctica tan pronto como entró en el cercado una yegua rubia y color canela que comenzó a trotar en círculos, curioseando entre las miradas del público asistente. "El problema de la mayoría de gente con sus caballos es por un desequilibrio psíquico debido a un malentendido con el hombre. Eso produce un supuesto mal comportamiento del caballo y un castigo muchas veces excesivo del jinete, lo que provoca un desequilibrio mayor y un peor comportamiento del caballo porque no entiende el porqué del castigo".

    Un giro de cadera, una suaves presión, una señal con las manos y un secreto código de miradas bastaron para entablar con el caballo un diálogo casi mágico. "Los caballos no seleccionan al líder de la manada por ser más fuerte, sino que eligen a aquel que les da confianza y respeto. El problema empieza por ahí. Nosotros los hombres somos depredadores y queremos las cosas por la fuerza. Si se juntan un hombre dominante y un caballo dominante se llega a un conflicto".

    Y es aquí donde la doma natural comienza a convertirse en autoconocimiento personal. "El caballo es un gran maestro. La doma natural ayuda mucho en la vida cotidiana, en las relaciones sociales, en el liderazgo en empresas. A mayor presión, peor reacción. Si el jefe de una empresa genera mucha presión, provoca una respuesta negativa de los trabajadores y éstos rinden menos. La lógica es buscar la confianza y el respeto, no la obediencia. Les tienes que dar un motivo lógico para que te obedezcan; convertirse en el caballo líder que cualquier caballo quiere seguir voluntariamente. Cuando empecé a recibir formación en equitación, vi que tenía que existir otra forma menos violenta tratando al caballo de una forma más lógica para él".

    Para aprender el lenguaje, sólo se necesita escuchar. "Está claro que un susurrador suele tener unas cualidades innatas y puede conectar más rápido. Eso no quiere decir que las personas no puedan aprender esa técnica. Pero al principio lo importante es el trabajo con la persona. La persona necesita casi más doma que el caballo. Nuestro problema es que el hombre adapta el mundo para él, y el caballo se adapta al mundo".

     

     

    Fuente e imagen: levante-emv.com

    Noticias
    Suscríbete al boletín