Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    El novedoso tratamiento con placenta de yegua

    ArtículoProductos y Servicios Equinosviernes 27 junio 2014
    Compartir:

    En una época en la que abundan los remedios caseros y las pócimas milagrosas para mejorar la salud, no es de extrañar toparse a veces con las noticias más retorcidas publicadas en los medios de comunicación.

    En mayo de 2014 la prensa se hacía eco de que el futbolista del Atlético de Madrid Diego Costa había viajado hasta Belgrado para ser tratado por Mariana Kovacevic, una terapeuta serbia en la que el jugador depositaba toda su confianza para que lo preparara con vistas a su participación en la Liga de Campeones.

    Kovacevic, licenciada en Farmacia, empezó a tratar lesiones deportivas en 2002 con un método poco convencional, gracias al cual se ha convertido en toda una referencia en el mundo del deporte. Y es que su innovadora propuesta se basa en usar la placenta de yegua para tratar dolencias.

    “Se trata de un método que no está aprobado por la comunidad médica”, apunta Pedro Guillén, médico responsable de Traumatología en la Clínica Cemtro de Madrid, si bien los propios expertos reconocen que la placenta es una fuente rica en proteína.

    Hay más futbolistas que han recurrido a este método para mejorar sus lesiones. El uruguayo Pablo Zabaleta, los españoles Iván de la Peña y Albert Riera y el capitán de la selección holandesa Robin Van Persie también han pasado por la clínica de Kovacevic para someterse a este tratamiento milagroso. “Lo que ella hace no es medicina, por así decirlo, ella no es médica, es farmacéutica, pero funciona. Los futbolistas, nacionales y extranjeros, la adoran, porque cumple lo que promete. Rehabilita al jugador para que pueda jugar”, comenta Guillén.

    No obstante, el experto también aclara que se desconocen los efectos a largo plazo e incluso duda de los beneficios e incluso las consecuencias que “pueden ser o muy beneficiosas o muy perjudiciales”.

    El tratamiento en si consiste en un masaje manual junto con un gel que contiene las sustancias activas, y un campo electromagnético de ondas de alta frecuencia que actúa sobre los tejidos dañados mientras la piel permanece intacta.

    El proceso no es invasivo y no se ha registrado por el momento ninguna contraindicación ni reacciones alérgicas. Normalmente, este tratamiento se recomienda a jugadores con problemas en el tejido muscular, que van desde los desgarros, las distensiones, los hematomas o incluso calcificaciones. Asimismo, la duración del tratamiento es de uno a siete días, tras los que el tejido queda totalmente recuperado.
     

     

    Fuente e imagen: hechosdehoy.com

     

    Artículos
    Suscríbete al boletín