Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Adopción y apadrinamiento con 'Salva un Caballo'

    ArtículoSolidaridad Ecuestrejueves 23 octubre 2014
    Compartir:

    Desde VdC queremos aportar nuestro granito de arena en ayudar a paliar el sufrimiento de los peludos con una sección de anuncios de caballos destinados a la adopción, apadrinamiento y acogida. Si crees que puedes echarles una mano, ¡ni lo dudes!

     

    El potro Paquito tuvo un primer año de vida bastante triste, pues lo pasó encerrado entre cadáveres de caballos en descomposición mientras su dueño veraneaba tranquilamente. Desde entonces, afortunadamente, su futuro ha dado un vuelco a mejor, gracias a un grupo de voluntarios especializados en salvar caballos maltratados.

    Paquito fue rescatado en verano de 2014 y apenas podía sostenerse en pie durante el trayecto en el camión de la asociación Salva un Caballo debido a su gran estado de desnutrición tras una intervención del Seprona, aunque en la actualidad se recupera con la alimentación y los cuidados médicos facilitados por estos especialistas en recuperación de equinos con problemas.

    Pero Paquito es sólo uno de los dieciséis animales que llegaron a la dehesa de esta organización en la localidad madrileña de Bustarviejo, de los que, un par de meses después, la mitad de ellos aún están en rehabilitación.

    El domador Fernando Noailles, implicado en el proyecto, narra cómo los agentes especializados de la Guardia Civil encontraron "verdaderos esqueletos con piel en medio de cadáveres de otros caballos en descomposición".

    Una estampa dramática pero no única, dado que las historias de "Lawrence", "Keko" o "Persia", entre otros, son animales que actualmente pueden disfrutar de una recuperación en libertad con el apoyo de las donaciones y el trabajo de voluntarios y a la espera de ser adoptados o, al menos, apadrinados.

    La organización, que busca ofrecer a los animales unas condiciones de vida dignas y sin sufrimiento, nació cuando varios amigos se juntaron para hacerse cargo de una treintena de equinos cuyo dueño no podía alimentar y tampoco vender, expone Fernando Noailles.

    "Eran animales en muy buen estado, guapos, muy fáciles de entregar en adopción y nos procuraron un aluvión de peticiones", pero hoy, con otros tantos caballos rescatados en pésimo estado de salud y "tras el entusiasmo inicial que ya ha pasado", el grupo "pide ayuda a gritos".

    En este sentido, "Salva un caballo" ha puesto en marcha, además del método habitual de donaciones, un sistema de "teaming y micro-donación" que ya cuenta con medio centenar de participantes para donar un solo euro mensual, una cantidad ciertamente asequible para todo el mundo y enormemente útil para ofrecer una vida justa a los caballos.

    Además, el grupo cuenta con la ayuda de veterinarios que envía la Comunidad de Madrid, así como donaciones de herramientas y alimentos de empresas privadas y el trabajo de entre seis y ocho voluntarios.

    La inversión necesaria para recuperar un caballo maltratado oscila entre los 1.500 y los 2.000 euros, dependiendo del tiempo de cuidado, que suele rondar entre tres y seis meses, de la edad del ejemplar y del estado de desnutrición.

    Noailles denuncia que muchos maltratadores prefieren dejar morir de hambre a los animales antes que darles un fin rápido en el matadero por razones económicas: "Si al abrir al caballo encuentran tumores, melanomas o cualquier signo que haga que la carne no se pueda comercializar, el dueño tiene que pagar los gastos al matadero y no le compensa", asegura.

    "Salva un caballo" aspira a encontrar un hogar para cada animal, no tienen ningún problema en enviar los caballos a granjas escuela u otros lugares "con fines didácticos" y, de hecho, ya ha cedido cuatro ejemplares a la facultad de veterinaria de la Universidad Alfonso X el Sabio, donde "están como en un hotel de cinco estrellas".

    Eso sí, la vigilancia continúa una vez entregados porque "es especialmente importante evitar que el caballo adoptado se venda o se dedique a actividades reproductivas o comerciales".

     

    Contenido relacionado:

    La Aldea del Burrito - parte I

    Adopción de Caballos en la Asociación CYD Santa María

    Natura Parc - Centro de acogida de caballos abandonados

    Iniciativa Solidaria: Apadrinar un poni

     

    Fuente: Efeverde

    Artículos
    Suscríbete al boletín