Anuncios favoritos
Last viewed
Búsquedas guardadas
Last searches
Ads that you mark as favourite will be shown here.

Los caballos de Hermoso de Mendoza

ArtículoHistoria - Razaslunes 27 febrero 2012
Compartir:

Pablo Hermoso de Mendoza se encuentra pasando una temporada en Colombia. Tiene como base de operaciones, la finca Caballo Bayo, entre las montañas y las praderas de Subachoque, cerca de Bogotá.

Sus caballos permanecen impecables. Capa brillante, herraduras perfectas, crines entrelazadas con cintas de colores, cola recién cepillada, bocado de acero inoxidable con incrustaciones de cobre.

El rejoneador, de 45 años, define al caballo como "la prolongación del jinete, sus brazos, sus piernas, sus ojos. Los ojos, muy importante. Siempre deben estar conectados los ojos del torero, los de toro y los del caballo".

En Colombia se encuentra con una cuadra de diecisiete caballos lusitanos enteros y una yegua y se traslada a México con 15, ya que otros tres los regala a amigos colombianos. Sin embargo, no se tratan de lusitanos puros. Han sido cruzados con caballos de pura raza española para darles estampa, con cuarto de milla inglés para darles potencia, con árabes para darle un poco mas de altura. Son algo así como una raza a parte, propia del hierro "PH".

Pero tanta mezcla les otorga de cualidades únicas: son caballos muy sensibles, rápidos, graciosos, inteligentes y poderosos. Y además, reciben mimos y cuidados propios de reyes. Agua, pastos y comidas especiales. Cepillo, caricias, abrazos, largas conversaciones, establos climatizados, vitaminas, cuidados médicos y tres años de aprendizaje antes de salir a una plaza de toros.

El entrenamiento que reciben sigue una marcada disciplina. En horario de 10 de la mañana a 10 de la noche, Hermoso de Mendoza los monta a todos, parando sólo para almorzar. Y si el rejoneador tiene que atender compromisos, es su equipo de ayudantes los que entrenan a los caballos.

Tiene caballos con  nombre de escritor como Saramago y Unamuno, artistas como Dalí, Tiziano y Van Gogh, toreros como Silveti, Manolete y Curro, y hasta políticos como Garibaldi. El rejoneador escoge algunos de los nombres en función del año de nacimiento.

Cuando es preguntado por el valor económico de sus caballos, Hermoso de Mendoza lo tiene claro. No tienen precio porque para él, sería como ponerle precio a un hijo.

 

Otro artículo relacionado que puede ser de tu interés:

El camión-remolque de caballos de Hermoso de Mendoza

Pablo Hermoso de Mendoza - Reflexiones sobre el arte del rejoneo

Fallece el caballo Machete, de Hermoso de Mendoza

Fallece Gallo, caballo de Pablo Hermoso de Mendoza

Fallece Pata Negra, de la cuadra de Hermoso de Mendoza

 

 

Fuente: eltiempo.com y larepublica.co

Imagen: cromos.com.co / Inaldo Pérez
 

Artículos
Suscríbete al boletín