Todas las categorías
    • Todas las categorías
    • Caballos
    • Transportes
    • Accesorios
    • Servicios
    • Mascotas
    • Propiedades
    Please select a location from the drop-down list

    Marc Plana - Doma natural de caballos

    ArtículoCómo - Trabajar con caballosjueves 25 septiembre 2014
    Compartir:

    El Refugio de Animales de Cambados invitó en agosto de 2014 al profesor barcelonés Marc Plana para impartir un curso de tres días sobre doma natural de caballos.

    Plana aceptó la invitación de Olga Costa y al curso asistieron 12 personas además de Jara y Pose, dos caballos acogidos desde comienzos de año por el refugio.

    ¿Cómo puede el ser humano relacionarse con el caballo?

    A través del lenguaje corporal. Para este animal supone el 90% de su comunicación. Te dice si puedes acercarte o no, si se siente amenazado o está asustado a través de movimientos de las orejas, la cola o la cabeza. En el curso aprenderemos cómo relacionarnos con el animal para poder trabajar con él en la actividad que queramos.

    ¿Cómo cree que es el comportamiento de las personas para con esta especie?

    Falta educación. Creo que se cometen muchos errores pero la mayoría no son por maldad. En España no tenemos mucha cultura de relación con los caballos, aunque es algo que va cambiando. Hace 15 años los caballos vivían en cuadras, ahora lo hacen en el campo.

    Sin embargo España es tierra de magníficos caballos.

    Sí y tenemos grandes maestros trabajando con ellos, pero son pocos.

    ¿Y cómo es la relación del caballo con el ser humano?

    Le encanta estar con nosotros. Si se le da, puede tener tanta confianza como un perro, aunque lo normal es que el trato no sea tan cotidiano. Si un caballo entiende que puede comunicarse con un ser humano es capaz de abrirse completamente y confía en él. Por eso se les ha usado para todo tipo de trabajos.

    ¿En qué se diferencia un caballo de, por ejemplo, un perro, a la hora de relacionarse con las personas?

    El perro pasa más horas con nosotros y lleva miles de años de relación estrecha, está medio humanizado ya. El caballo no tanto. Somos nosotros los que debemos entender cómo es él y cómo se comunica. El perro es un depredador, como nosotros, el caballo es una presa y si siente peligro huye. Esto marca una diferencia bastante grande. Solo recuerdo haber trabajado con tres caballos verdaderamente agresivos, los demás solo son capaces de hacer daño por defensa. Es un animal que odia el conflicto, le gusta el buen rollo y la paz.

    ¿Puede el ser humano hacer que el caballo le obedezca de forma positiva?

    Sí. Basta con que el animal confíe en nosotros y entienda qué le pedimos. Es muy importante que, como ocurre con los perros, el caballo se lo pase bien haciendo lo que hace. Afortunadamente el trato con animales ha evolucionado mucho en los últimos años.

    ¿Qué se puede hacer ante un animal que haya sufrido malos tratos y desconfíe del ser humano?

    Darle confianza, comunicándose con él. Cuando el animal descubre que nos entiende le cambia literalmente la cara. Es como si exclamase: "¡Tú no eres humano!". El caballo es un animal muy noble. Cuando te da su amistad es para el resto de su vida.

    ¿Ha afectado mucho la crisis a la crianza de caballos?

    Ha sido terrorífico. Este es un animal caro de mantener, cierto. Necesita muchos cuidados, mucha comida, vacunas, herraduras. Cuesta un dinero. Si ya no tengo ese poder adquisitivo, lo abandono. Eso es lo que desgraciadamente ha hecho bastante gente. Muchos caballos viven en unas condiciones terribles, están esqueléticos y vejados por sus dueños. Es una barbaridad. Tener un caballo era sinónimo de estatus, pero se ha convertido más en un capricho que ya se acabó. La gente no tiene mala conciencia por abandonarlos. No tengo explicación para este comportamiento. Podrían buscarle una adopción. España es un país que percibe con mucha naturalidad el abandono. Hay que educar a los niños para que aprendan desde muy jóvenes cómo hay que comportarse con los animales. En otros países ni siquiera existen protectoras porque no hay abandonos.

    ¿Ha trabajado alguna vez con anterioridad en Galicia? ¿Qué opina de las "rapas das bestas"?

    Sí y precisamente ha sido en Sabucedo, para tener contacto con caballos viviendo en libertad. Viven 363 días al año en magníficas condiciones a cambio de sufrir un gran estrés durante tres días. ¿Estarían mejor encerrados pero sin tener que pasar por la "rapa"? A mí no me parece bien, pero estos caballos he visto que viven tranquilos y sin signo alguno de agresión. En tres días ya confiaban en mí.

     

    Contenido relacionado:

    Rubén Andrade - Doma natural de caballos

    Domador de Caballos - Programa de National Geographic sobre la doma racional

    Entrevista a Martin Ochoteco - Domador de Caballos

     

    Farodevigo.es / n.Parga

    Artículos
    Suscríbete al boletín